Foto de familia trala presentación en FITUR

El proyecto de Cabo Ortegal inicia oficialmente la carrera para ser geoparque

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

La Asociación para a Xestión do Xeoparque del Cabo Ortegal, compuesta por los siete municipios integrantes del proyecto, le remitió el pasado jueves al Comité Nacional Español de Geoparques Mundiales de la UNESCO la carta de presentación y de manifestación oficial de su interés en obtener el distintivo de este organismo dependiente de Naciones Unidas. Tras años de preparativos, la comunicación supone el comienzo de un proceso que, de ser exitoso, durará al menos hasta finales del 2021 de intenso trabajo en el territorio y de evaluaciones externas sobre sus resultados.  La asociación gestora del proyecto ha recabado el apoyo de la Diputación de A Coruña, de la Xunta y de otros entes con la finalidad de apuntalar la iniciativa, cuya memoria está en estos momentos en exposición pública. El documento se le enviará también al comité estatal en las próximas semanas, aunque habrá que esperar hasta bien entrado el otoño para conocer si la de Cabo Ortegal es una de las dos candidaturas elegidas este año para ser geoparque. La presidenta de la asociación gestora, Beatriz Bascoy, destaca la importancia de que los siete ayuntamientos no hayan interrumpido el trabajo alrededor del proyecto a pesar de la crisis sanitaria, considerando que el geoparque “será fundamental en la reactivación económica y del turismo en nuestra zona”. 

Ya en el momento de constituir la entidad, a finales de marzo, los municipios coincidieron en que se debía seguir manteniendo el cronograma de trabajo y los plazos previstos de presentación de la documentación necesaria ante los organismos que serán decisorios.

El primero es el Comité Nacional Español de Geoparques Mundiales UNESCO -en el que participan los otros geoparques del Estado, varios ministerios y también el Instituto Geológico y Minero de España-, quien se encarga de recibir las cartas de interés y de elaborar un primer informe sobre la aptitud del proyecto.

Si se supera este primer filtro, el informe favorable se le trasladará en el mes de julio a la Comisión de Cooperación con la UNESCO, dependiente de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), quien dará a conocer su dictamen entre el primero de octubre y el 30 de noviembre. En cada Estado solo se seleccionan dos candidaturas al año como máximo. Si el veredicto es favorable, la propia Comisión de Cooperación con la UNESCO le enviará la correspondiente carta al Programa Internacional de Ciencias de la Tierra y Geoparques, el organismo que tiene la última palabra en la asignación del sello.

Si todo avanza sobre lo previsto, a lo largo de 2021 el PICTG evaluará más detalladamente la candidatura y enviará a partir de 1 de mayo una misión de inspección sobre el terreno que mira tanto la aplicación práctica de la estrategia definida en el proyecto como el grado de implicación del territorio en su desarrollo. La inspección de la UNESCO es tan exigente y exhaustiva que incluso llega a hacer entrevistas aleatorias para anotar hasta qué punto la población de la zona sabe de qué va la iniciativa. De cumplirse los plazos previstos, el resultado de la evaluación se debatirá en el Consejo de Geoparques Mundiales  en el mes de septiembre. Una vez superado este penúltimo filtro, la propuesta deberá ser ratificada por la Dirección General de la UNESCO y elevada la definitiva por el Consejo Ejecutivo de este organismo dependiente de la ONU.

Todo ese camino de solicitudes, informes y evaluación por parte de organismos estatales e internacionales empieza siempre con una carta de presentación y manifestación de interés como la remitida el pasado jueves por la Asociación para a Xestión do Xeoparque del Cabo Ortegal. En ella se expresa “la firme intención” de los siete municipios de presentar la candidatura del territorio para ser designado Geoparque Mundial, al tiempo que se solicita del comité estatal su apoyo para la iniciativa “en base al proyecto presentado, y después de su correspondiente evaluación”. La precandidatura está respaldada, además, por organismos como la Diputación de A Coruña, la Mancomunidade de Concellos de Ferrol, la Xunta de Galicia -a través de las direcciones generales de Conservación de la Naturaleza y de Turismo- y diversos colectivos sociales y ambientales. También están en trámite las solicitudes de apoyo de las tres universidades gallegas.

La presidenta de turno de la asociación constituida por los siete ayuntamientos, Beatriz Bascoy, explica que el trabajo alrededor de la candidatura no se ha detenido a pesar del coronavirus. Bascoy argumenta que se sopesó la posibilidad de esperar al año que viene para presentar la carta de intenciones pero que, finalmente, los municipios decidieron continuar con el plan previsto. “Se hizo mucho trabajo, tenemos un proyecto bien definido y recursos de sobra para ser geoparque; no tenía sentido esperar otro año más para iniciar los trámites”. La regidora de Moeche considera imprescindible “dar un paso adelante en estos momentos” puesto que, según adelantó “la puesta en práctica del plan estratégico incluye medidas en ámbitos muy diversos, como el científico, el educativo, la puesta en valor de recursos con inversión pública o la dinamización socioeconómica y turística”. Beatriz Bascoy indica a este respecto que todas las acciones diseñadas para los próximos meses y la obtención del distintivo de la UNESCO “serán herramientas fundamentales en la reactivación económica, de los servicios y del turismo en nuestra zona después del Estado de Alarma”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Comentar