El Proyecto

Siete ayuntamientos, un plan

Además de los siete ayuntamientos implicados en el proyecto, al principio también se aguardaba la entrada del Concello das Somozas, que finalmente se desvinculó de la iniciativa. Así, el territorio quedó en 630 kilómetros cuadrados de superficie y algo más de 28.000 habitantes distribuídos en 57 parroquias y 1.211 entidades de población. Toda la zona se caracteriza por la constante pérdida de habitantes, por un tejido económico que mira a la agricultura y al mar en los territorios del norte y que tiene una cierta dependencia de los polos industriales de Ferrol, Narón y As Pontes en los municipios surorientales. Las estrategias asociadas al proyecto buscan también una diversificación de la actividad económica y el aprovechamiento planificado de los recursos endógenos y de la innovación, aunque siempre sin perder de vista la sostenibilidad.  

Para saber más

El ámbito geográfico del Proyecto de Geoparque del Cabo Ortegal se sitúa al norte de la provincia de A Coruña (Galicia, España) y está definido por los límites de los ayuntamientos de Cariño, Cedeira, Cerdido, Moeche, Ortigueira, San Sadurniño y Valdoviño. Son aproximadamente 630 Km2 de territorio que en la zona norte forman parte del Complejo Geológico del Cabo Ortegal, ámpliamente estudiado por la ciencia especializada desde mediados del siglo XX. 

La zona -especialmente esa situada al norte del ámbito geográfico del proyecto- es resultado del proceso de la Orogenia Varisca de hace 350 millones de años, algo de lo que hablamos con más detalle en el apartado Geología. El caso es que en nuestro territorio hay catalogados 52 Lugares de Interés Geológico de los que almenos 6 tienen una relevancia internacional. Eso se debe a la presencia de rocas y formaciones únicas producidas por el lento proceso de nacimiento y posterior desaparición de la gran Cordillera Varisca y por el movimiento de las placas tectónicas del planeta que aún hoy continúa. 

La peculiaridad de este área reside en que aquí están en la superficie rocas que habitualmente se encuentran en el Manto de la Tierra, a más de 70 kilómetros de profundidad. La ciencia geológica tiene en el Ortegal un gran campo para investigar y aumentar su conocimiento sobre los cambios y momentos que ha vivido el planeta durante millones de años.  

Ahora, con el Proyecto de Geoparque del Cabo Ortegal lo que se pretende es ampliar ese saber sacándolo fuera de los círculos especializados. Se trata de hacer que el sustrato geológico sea conocido y valorado en primer lugar por los alrededor de 28.300 habitantes de los siete municipios implicados, pero también que se convierta en un referente divulgativo y turístico para personas del resto del mundo, sean especialistas en la materia o sean amantes de vivir experiencias diferentes. O ambas cosas. 

El patrimonio geológico, el patrimonio natural y paisajístico, el patrimonio cultural material e inmaterial -constucciones, tradiciones, gastronomía, etc.- están íntimamente ligados dentro del proyecto, puesto que, aun siendo la geología el punto de arranque, el objetivo que se persigue es el de alcanzar un desarrollo sostenible en el territorio donde todos esos aspectos estén relacionados y coordinados bajo el paraguas del Geoparque del Cabo Ortegal.  

Los orígenes

Uno de los aspectos que más se valora para la consecución del sello de geoparque de la UNESCO es que las candidaturas se construyan de abajo hacia arriba, es decir, que nazcan de la iniciativa social y que después, una vez obtenida la declaración, sea la población quien desempeñe un papel protagonista en su funcionamiento.  

En el caso del proyecto del Cabo Ortegal se lleva recorrido mucho camino en esa dirección. Quien propuso la idea de convertir nuestra zona en geoparque fue la Asociación  de Amigos do Parque Xeolóxico do Cabo Ortegal. Esta entidad se creó en 2015, aunque ya funcionaba como colectivo desde tiempo antes organizando salidas y rutas para descubrir el paisaje y las particularidades geológicas del Complejo del Cabo Ortegal. En colaboración con el geólogo Francisco Canosa y el Ayuntamiento de Cedeira, la asociación fue la primera que se preocupó por la divulgación masiva del patrimonio geológico de la zona y por por proponer modelos de desarrollo sostenible basados en el geoturismo.  Esta labor se complementó a finales de mayo de 2015 con un encuentro con los alcaldes de los siete municipios buscando una mayor implicación institucional en el proyecto.  

A partir de ese momento fueron los ayuntamientos quienes abanderaron la iniciativa, hasta que en 2018 se creó una Comunidad Intermunicipal entre los propios concellos y la Diputación de A Coruña, quien aportó financiamiento para el comienzo del desarrollo técnico del proyecto. La Comunidad se configuró como un ente sin estructura propia presidido cada dos años por cada uno de los municipios. 

Página en Facebook de la Asociación de Amigos del Parque Geológico del Cabo Ortegal
O-PROXECTO-SINATURA-CONVENIO-DEPUTACION
Firma del convenio entre los ayuntamientos y la Diputación de A Coruña
Primeras jornadas sobre el proyecto de geoparque

El siguiente paso para apuntalar la candidatura es la creación de una asociación sin ánimo de lucro formada por los siete ayuntamientos que sea la máxima responsable de todo lo relacionado con el proyecto y la encargada del cumplimiento de la estrategia. Los objetivos de la “Asociación para la gestión del Geoparque del Cabo Ortegal” son los siguientes: 

  • La promoción del desarrollo sostenible y equilibrado del territorio, con especial apoyo de sus valores geológicos, naturales y culturales, mediante acciones y actividades que repercutan en beneficio de toda la zona. 
  • La protección y conservación del patrimonio natural del territorio, haciendo especial hincapié en su patrimonio geológico y su puesta en valor como recurso, con la finalidad del desarrollo económico y social de la población. 
  • El fomento de las ciencias de la Tierra en los ámbitos de la investigación, la educación (reglada y no reglada) y la difusión; y el impulso de otras ciencias naturales y ambientales.  
  • La puesta en valor, dinamización, recuperación y difusión del patrimonio cultural. 
  • La promoción y realización de actividades vinculadas al patrimonio cultural material e inmaterial -lengua, tradiciones, constumbres, oficios, memoria oral, creación artística, etc.-, dando prioridad a aquellas directamente relacionadas con el patrimonio geológico, paleontológico y arqueológico. 
  • El fomento de la educación ambiental, con especial atención a los valores propios del territorio. 
  • El fomento del turismo, especialmente el vinculado a la naturaleza y a la atención a los valores geológicos, así como el turismo cultural, siempre dentro de un marco de sostenibilidad. 
  • La mejora de la calidad de la oferta turística del territorio.
  • La dinamización de actividades económicas compatibles con los recursos naturales y culturales del territorio, apoyando especialmente las iniciativas relacionadas con los productos locales.
  • La promoción y el apoyo a las acciones de cooperación con otras entidades que puedan contribuír al impulso de los fines de la asociación.  
  • El fomento del contacto y de la relación con otras entidades de naturaleza análoga que tengan entre sus fines la promoción y defensa de los recursos naturales y culturales, y en particular, de la figura de los geoparques.
  • La realización de otras actividades que promuevan el desarrollo económico, social y ambiental del territorio de los ayuntamientos vinculados al proyecto de Geoparque del Cabo Ortegal. 

Trabajo en red

La labor administrativa para dotar al proyecto de una estructura de funcionamiento se ha acompañado de otras acciones que responden en mayor o menor medida a las exigencias marcadas por la UNESCO para validar cualquier candidatura, entre ellas la de que toda la zona ya esté funcionando como si fuese un geoparque incluso antes de obtener la cualificación.
Así, en el apartado de comunicación, el proyecto se ha dotado de una marca visual que identifica la iniciativa y que resume la transversalidad de los objetivos: geología, mar, campo, turismo, cultura, etc. 
Otro aval imprescindible para la candidatura son las actuaciones relacionadas tanto con la divulgación como con la participación social. Ese es el motivo de que, desde 2015, los ayuntamientos del proyecto hayan promovido georutas por sus respectivos territorios y de que se hayan organizado charlas y encuentros con el tejido social de todo el ámbito con dos finalidades: potenciar el conocimiento de los recursos geológicos y fomentar el apoyo e implicación de la población como agente activo en su dinamización.  
Por otro lado, los organismos encargados de filtrar el recorrido de dos años por los que pasa cualquier zona que aspire a ser geoparque también valoran especialmente que los promotores de la candidatura participen en foros y actividades de ámbito estatal o internacional, e incluso que organicen los suyos. 
Este eje de trabajo se ha llevado a la práctica con visitas a otros geoparques mundiales, como por ejemplo el Geoparkea de la Costa Vasca, el Geoparque de Sobrarbe (Huesca) ou el burgalés de Las Loras, donde el Cabo Ortegal participó en las V Jornadas Abiertas del Foro de los Geoparques españoles. Además, en junio de 2019 también se organizó la I Jornada sobre el Proyecto de Geoparque del Cabo Ortegal, que programó relatorios de otros geoparques y mesas de participación social en las que aportar ideas y propuestas que se deberían incluír en las estrategias del proyecto. 

Un viaje al interior de la Tierra

© Mancomunidade de Concellos da Comarca de Ferrol