DSC00766-web1080x1920H60

La candidatura del Cabo Ortegal recibe 120 cartas de apoyo de instituciones, entidades y empresas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Faltan pocos días para que la Comisión Nacional Española de Cooperación con la UNESCO dé a conocer el resultado de la evaluación de las tres propuestas que este año se han postulado como aspirantes a obtener el sello de geoparque mundial. Son dos cántabras -Costa Quebrada y Valles de Cantabria- y la gallega del Cabo Ortegal, que en los últimos días remitió nueva documentación para ampliar aspectos solicitados por la comisión, principalmente referencias fotográficas sobre el patrimonio geológico y la precisión de las distintas acciones que se quieren llevar a cabo para el desarrollo integral y sostenible del territorio. Además, mañana mismo también se le enviarán un total de 120 cartas de apoyo a la candidatura firmadas por entidades, partidos políticos, universidades, asociaciones sectoriales y mismo empresas, con el objetivo de reflejar el amplio apoyo social con el que cuenta la iniciativa.

Entre los suscriptores institucionales se encuentran las tres universidades gallegas, la Universidad de Salamanca, la Deputación de A Coruña, Turismo de Galicia -la Xunta ya había expresado su apoyo a través de la Dirección Xeral de Patrimonio Natural-, así como entidades de distintos ámbitos que o bien están asentadas en el territorio del proyecto o bien desarrollan actividades que de alguna manera tienen incidencia en la zona, como es el caso -entre otras muchas- de la Mancomunidad de Concellos de la comarca de Ferrol, la Asociación Seitura 22, el Grupo de Acción Costera A Mariña-Ortegal, la Sociedade Galega de Historia Natural, la AC Columba, la Asociación Española para la Enseñanza de las Ciencias de la Tierra, la Asociación Terras do Ortegal o la Asociación de Amigos do Parque Xeológico do Cabo Ortegal, la primera que empezó a hablar hace casi diez años de una idea que ahora está ya en su recta final.

A los apoyos también se sumaron los tres partidos con representación en el Parlamento gallego y toda una constelación de colectivos vecinales, deportivos y culturales que expresaron por escrito su compromiso con el proyecto, uno de los factores que más se valora a la hora de elegir las dos candidaturas aspirantes que, como máximo, puede proponer anualmente cada país.

En este 2020 se postularon tres proyectos, que el pasado 29 de septiembre tuvieron que defender sus principales valores ante la Comisión estatal de cooperación con la UNESCO, a quién previamente se le había enviado un completo dossier con los elementos geológicos únicos o destacados que se quieren poner en valor, junto con el plan de desarrollo educativo, turístico y socioeconómico del territorio vinculado con ellos.

Tras la presentación, la propia comisión solicitó que se ampliara información de cara a contar con más datos fundamentales para el proceso de valoración. El organismo dependiente de la AECID pidió en este sentido mayor documentación gráfica sobre el patrimonio geológico citado en el proyecto y también una descripción más pormenorizada sobre cómo se van a ejecutar los distintos ejes de actuación relacionados con el desarrollo sostenible de la zona.

Esa ampliación informativa ya le fue remitida hace unos días y mañana mismo se espera hacer lo propio con las cartas de apoyo. Será el último envío de documentación antes de que la comisión comunique su decisión, que posiblemente se haga pública el próximo 24 de noviembre. Ese día se sabrá cual o cuales de las tres propuestas evaluadas prosiguen su camino en la búsqueda del sello Global Geoparks. Y solo hay tres posibilidades: una, dos o ninguna, si la comisión considera que ninguno de los proyectos cumple con los requisitos para pasar a la siguiente fase.

En el ente gestor del Proxecto do Xeoparque del Cabo Ortegal esperan con tranquilidad la fecha en que se conocerá el veredicto de la comisión. El Director científico, Francisco Canosa, comentaba esta mañana que nuestra zona parte con la ventaja de tener “un patrimonio geológico único, que no se puede encontrar en ninguna otra zona de la Península y que tampoco está representado en ningún otro geoparque ya existente”, razón por la que el área comprendida en los siete municipios promotores “es una de las piezas que faltan para componer ese gran rompecabezas de las edades del planeta que son los geoparques”.

Si se supera lo filtro estatal, la/las candidaturas elegidas se enviarán a la sede de la UNESCO en París, y más concretamente al Programa Internacional de Ciencias de la Tierra y Geoparques, el órgano que tiene la última palabra en la asignación del distintivo, previa evaluación sobre el terreno -posiblemente a partir del verano de 2021- de todas las acciones llevadas a cabo por las candidaturas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Comentar