A xuntanza de rexedores desenvolveuse no Concello de Moeche

Los ayuntamientos del futuro geoparque proponen las primeras acciones en el territorio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Una de las principales conclusiones que se sacó de la I Jornada sobre el proyecto de Geoparque del Cabo Ortegal organizada durante el fin de semana pasado fue la  necesidad de darle el impulso definitivo e inmediato al plan director y a las primeras actuaciones en el territorio, que se han de llevar a cabo antes incluso de presentarle la candidatura al Comité Nacional de Geoparques, paso previo y obligatorio para llegar siquiera a la evaluación de la UNESCO. Representantes de los siete ayuntamientos implicados y del área de Turismo de la Diputación de A Coruña se reunieron esta mañana en Moeche para poner en común el resultado de las mesas de trabajo que se celebraron en la jornada y para decidir cómo avanzar. En este sentido, los municipios y el ente provincial acordaron acometer el antes posible la señalización de los recursos geológicos y preparar el plan que pondrá negro sobre blanco las actuaciones que se llevarán a cabo a lo largo de los próximos dos años, plazo máximo que se marcó como horizonte para obtener el distintivo. También se abordó la búsqueda de una fórmula de cooperación que permita  mayor agilidad a la hora de darle forma y tramitar el conjunto del proyecto, además de adoptar como prioridad su difusión entre las entidades del territorio de cara a lograr el máximo conocimiento e implantación social de la iniciativa.

La puesta en marcha del geoparque está en un momento crucial. Hay recursos geológicos de sobra y con un alto valor en los que sostener el proyecto, la Diputación tiene reservados para él 500.000 €  y hay un compromiso firme de los siete municipios implicados de cara a preparar una candidatura seria que tenga todas las garantías de pasar con nota los exigentes filtros y la evaluación de la UNESCO.

En el encuentro multisectorial mantenido el pasado fin de semana, al que asistieron representantes de tres geoparques que ya están funcionando, se aprendieron un montón de cosas importantes, sobre todo pasos que hace falta dar ya mismo con el objetivo de tenerlo todo planificado y orientado a la sostenibilidad cuando llegue la hora de la verdad.

Y es que las candidaturas a Geoparque Global de la UNESCO no pueden ser un simple mamotreto, por gordo que sea, donde se reflejen por escrito una estrategia y una serie de compromisos, sino que también hay que presentar acciones concretas y tangibles que ya se estén aplicando en esa línea, es decir, en el camino de convertir una geología única y diferenciada en el núcleo de un desarrollo sostenible relacionado con el turismo, el patrimonio, la cultura y otros recursos de todo tipo que hay en la comarca (productos de la tierra, del mar, hostelería, artesanía, etc.).

Así, en la reunión de esta mañana en Moeche, municipios y Diputación avanzaron en las cuestiones de detalle y organizativas. La primera de ellas, buscar una fórmula de colaboración más inmediata y ágil a la hora de actuar y, la segunda, redactar el cronograma y el plan de acción sobre el territorio, juntando la parte de puesta en valor del excepcional patrimonio geológico con las líneas maestras que se seguirán para vincularlo con el desarrollo socioeconómico.

Y, en relación con todo el anterior, acometer labores concretas y urgentes derivadas de un plan de acción, que no tiene por qué ser un documento muy extenso, pero sí muy concreto y realista en cuanto a lo que se puede y se tiene que hacer. Con carácter inmediato se pretende señalizar de forma unitaria la colección de sitios destacados del ámbito del futuro geoparque y, en paralelo, asentar la parte de implicación social y educativa del proyecto, dos de los aspectos que más tienen en cuenta las evaluaciones de la UNESCO.

Los ayuntamientos adquirieron el compromiso de utilizar en su comunicación -papelería, cartelería, etc.- el logo con el que ya cuenta el proyecto desde hace algunos meses. También se acordó la preparación de una unidad didáctica en colaboración con los centros de enseñanza de cara a fomentar el conocimiento entre los escolares de la importancia geológica del complejo del Cabo Ortegal, donde es posible observar la simple vista un capítulo fundamental de la historia del planeta.

De hecho, en nuestra zona hay en la superficie tipos de roca que habitualmente se encuentran a 70 kilómetros de profundidad, además de formaciones y configuraciones del paisaje que nos hablan de un pasado muy remoto, de cientos y cientos de miles de años, pero que tiene más que ver con lo que somos hoy de lo que nos pueda parecer. Porque, sobra decirlo, la flora, la fauna y el ser humano con su cultura son en buena medida resultado directo de lo que tenemos bajo nuestros pies.

Y es que la Tierra lleva 4.600 millones de años cambiando lenta pero constantemente, movida por fuerzas inimaginables que crearon aquí los acantilados más altos de la Europa continental, acumulaciones de piedra serpentina únicas, los mayores depósitos de eclogitas, playas de arena negra y montañas más elevadas incluso que el Everest, de las que hoy sólo quedan sedimentos y un horizonte redondeado por la erosión. Contar esa historia con todos sus protagonistas -los distintos ejemplos visibles en el territorio- y hacerlo con un discurso comprensible es uno de los grandes retos del proyecto, que ha de cumplir las expectativas de públicos muy diversos, desde el que sabe “cero” de piedras hasta quien tiene cátedra en geología y quiere seguir ampliando sus conocimientos. De la reunión de hoy incluso salió el lema “Un viaje a el interior de la Tierra” como posible hilo argumental  e idea fuerza que presida toda la estrategia.

En cualquiera caso, todo lo que se haga a partir de ahora debe contar con el mayor respaldo social posible. En eso será de mucha ayuda el trabajo didáctico con el colectivo escolar, pero también hará falta, y mucha, la identificación con el proyecto del tejido asociativo, productivo y de servicios de los siete municipios participantes. Otro de los ejes de trabajo inmediato va en esa dirección, proponiéndole a la Mancomunidad de ayuntamientos de la Comarca de Ferrol  -como gestora del Geodestino Ferrolterra-Rías Altas-, que colabore en el programa de dinamización de los distintos colectivos del territorio, orientándolo al conocimiento sobre cómo funciona un Geoparque Global de la UNESCO y sobre cuáles son los beneficios que puede reportar la obtención de este distintivo internacional.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Comentar