LAGOA_FORGOSELO-(1)

Sierra de O Forgoselo

En el extremo sur del proyecto de geoparque se encuentra esta sierra que alberga rocas graníticas muy habituales en Galicia pero escasas en este territorio. Lo más característico, el paisaje lleno de bolos -rocas de gran tamaño y forma más o menos esférica- que son sin lugar a duda su sello de identidad.

Durante la erosión de los granitos también se originan otras formas, como pueden ser las pilas -o pilancones-, las acanaladuras o los tafonis. Pero uno de los elementos más llamativos son las piedras caballeras, frecuentes en el entorno del pico de Racamonde, que desafían el equilibrio descansando sobre el suelo o sobre otras rocas de manera aparentemente inestable.

El borde norte de O Forgoselo está delimitado por el valle del río Castro, un cauce que aprovechó la presencia de una falla para encajonarse con mayor facilidad entre las duras rocas graníticas. El del río Castro se conoce como valle estructural. En la zona de Riolimpo pueden verse distintas fases de la formación de los bolos y las pilas.

Tanto en este borde norte de O Forgoselo como en la zona de las Penas Louseiras -al oeste- es frecuente encontrar cristales de andalucita, un mineral indicativo del intenso calor que produjeron las rocas graníticas sobre los materiales que había en su entorno.

Ayuntamiento: San Sadurniño
Visitable: Si, recorriendo en coche o a pie la zona del parque eólico
Otros datos: Los fenómenos graníticos -piedras caballeras y “abaladoiras”, bolos, pilas y tafoni- se observan en todo el macizo, donde también se encuentran lagunas y turberas naturales. Desde el punto de vista turístico, la zona se complementa con la del valle del río Xubia y el del Castro,  caracterizado por una falla geológica muy pronunciada.

Comparte este contenido

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Más que ver

.

Un viaje al interior de la Tierra

© Mancomunidade de Concellos da Comarca de Ferrol